jueves, 17 de noviembre de 2016

JUEGAZO EN LA IDA ENTRE COLIBRIES Y CALOR



MALINALCO, Edomex.- Vibrante de principio a fin resultó el duelo de Ida de los Cuartos de Final de la Liga Nuevos Talentos entre Colibríes de Malinalco y Calor de San Pedro donde al final empataron a tres goles.


Ninguno de los cuadros dejó de luchar, de pelear la pelota pues sabían que el pase a las Semifinales está en juego.

Se esperaba una batalla intensa y así fue, Colibríes y Calor lo dieron todo.

Intenso resultó el primer tiempo entre colibríes y calor de San Pedro donde las acciones hacia los marcos fueron incesantes y en todo momento.

Apenas ambos conjuntos se asentaban en el terreno de juego, cuando al minuto 3, la escuadra visitante se hizo presente en el marcador con gol por parte de su delantero José de los Santos quien sin problema alguno tocó el balón de forma cruzada luego de recibir un pase por el costado izquierdo.

El gol hizo despertar al conjunto mexiquense porque poco a poco empezó a causar daño sobre todo con su extremo Carlos García, quien por el lado derecho fue una pesadilla para la zaga visitante.

Tan es así que a los 17 minutos los de Malinalco tocaron a la puerta por el callejón derecho donde Cristopher García centró y Edgar Quintana remató con la cabeza haciendo volar al portero Juan Romero, quien a una mano desvió el viaje de la pelota.

Pero esto era sólo el comienzo del despertar de los Colibríes porque un minuto más tarde, llegó el empate en un certero remate de cabeza del defensa Esteban López en pase de Carlos García por la banda derecha.

Ya con la igualada, los de San Pedro apretaron más hacia el frente pero el gol no caía, en tanto que los de casa atacaron más, donde Carlos García era el motor de la escuadra anfitriona y sus centros eran peligrosos.

A los 29 minutos, nuevamente García mandó centro al corazón del área donde ya esperaba Adrián Muro y este con la testa remató pero el balón pasó al costado del marco visitante.

A los 30 minutos vino otro golpe certero de los de casa en un gran gol por parte de Norberto Lara quién con la cabeza remató hacia atrás para techar al portero Romero y con ello poner el 2-1 para los Colibríes.

El resto del primer tiempo, los pupilos del técnico Eduardo García fueron amos y señores del campo y si no hubo otro gol fue porque la defensa visitante rechazó los disparos.

La parte complementaria fue tan vibrante como la primera. Tan es así que a los 47 minutos Calor de San Pedro volvió atacar de manera feroz por conducto de Osmar Salazar quién a toda velocidad dejó atrás a la zaga local y por el costado derecho se internó hacia el área grande y al ver que el portero le achicaba el espacio, sacó un potente tiro cruzado para vencerlo y con ello poner el 2-2.

Malinalco volvió a reaccionar y a los 56 minutos tuvo en sus botines un tercer gol, pero esta vez Adrián Muro la falló sólo frente al marcó, al volar su tiro.

A los 62 minutos vino una jugada por demás polémica cuando Edgar Quintana tiró hacia gol dentro del área chica y el portero de los duranguenses Juan Romero se quedó con la pelota casi en la línea pero el árbitro central Edgar Espadas marcó que fue gol por lo que el equipo visitante y el mismo técnico Luis Lozoya se le fueron encima para reclamarle que no había sido gol.

Aun así el ‘hombre de negro’ reafirmó el tanto por lo que juego creció más en cuanto a ser ofensivo.

Ya sobre la recta final del partido, los pupilos del técnico Eduardo García no dejaron de atacar y esta vez el delantero Norberto Lara dejó ir otra de gol cuando su tiro cruzado se fue rozando el segundo poste de la cabaña de San Pedro.

A los 76 minutos el conjunto de Calor tuvo una de gol cuando Carlos García jaló el gatillo frente al arquero y éste con la mano derecha evitó el gol.

A dos minutos del final, vino el milagro para San Pedro porque en una excelente jugada de pared entre Osmar Salazar y Jesús Ibarra terminó en gol; Julio Espinosa se limitó a tocar el balón al fondo de la red y con ello decretar un salomónico empate y ahora el pase a las Semifinales resolverá este sábado en tierras duranguenses.